jueves, 14 de junio de 2012

Ganchillos a salvo

Para una ganchillera su instrumental es sagrado. Cuanto más ordenaditos tenga los ganchillos, mejor, pero además la funda tiene que ser bonita y, por supuesto, hecha a mano.

Como una buena loca de las lanas, hace un tiempo decidí que teniendo los ganchillos en una funda de plástico no era digna de llamarme ganchillera. Me puse manos a la obra y me hice la Aluminum Crochet Hook Case (aquí, el patrón).







Esta funda me hizo un buen servicio durante un tiempo, pero los problemas llegaron cuando mi colección de ganchillos empezó a crecer un poco a lo loco. Con una funda de Silvia de Bajo una seta  como modelo, mis pequeños conocimientos de costura a máquina y una tela chula chula de Nunoya, fabriqué una nueva casa para mis tesoritos.









 Y recordad, niños: ¡un ganchillo querido es un ganchillo eficaz!


2 comentarios:

  1. Me encantaa!
    hace tiempo que le doy vueltas yo también, es una idea genial!

    ResponderEliminar